Conecta con nosotros

Nacional

“En Colombia los noticieros de los canales privados presentan la mitad de la verdad”, afirma el analista de medios, Omar Rincón

Cronicón.net  

“Hay que rescatar la palabra militante. En Colombia militamos en la ideología de Álvaro Uribe Vélez pero podemos militar en la de los derechos humanos, en la de género”, sostuvo el analista de medios e investigador social, Omar Rincón, durante una de sus intervenciones en el marco del Congreso Internacional Comunicación e Integración Latinoamericana desde y para el Sur, que organizó el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL), con sede en Quito, Ecuador, entre el 22 y 23 de julio, con motivo del décimo aniversario del canal interestatal Telesur.

Publicado

en

Cronicón.net  

“Hay que rescatar la palabra militante. En Colombia militamos en la ideología de Álvaro Uribe Vélez pero podemos militar en la de los derechos humanos, en la de género”, sostuvo el analista de medios e investigador social, Omar Rincón, durante una de sus intervenciones en el marco del Congreso Internacional Comunicación e Integración Latinoamericana desde y para el Sur, que organizó el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (CIESPAL), con sede en Quito, Ecuador, entre el 22 y 23 de julio, con motivo del décimo aniversario del canal interestatal Telesur.

Rincón al señalar que en Colombia hay una crisis en cuanto a la calidad de los noticieros de las cadenas privadas de televisión, resaltó sin embargo, el profesionalismo de sus periodistas. Varios de ellos, dijo, están dirigiendo en la actualidad importantes cadenas de noticias en diferentes países de la región.

Respecto del desarrollo comunicacional en Latinoamérica el analista colombiano señaló que en el siglo XX se introdujeron dos ideas que impidieron el desarrollo de medios públicos. “La primera: que la libertad expresión pertenecía a los medios privados. Y la segunda: que los medios públicos debían dedicarse a hacer televisión educativa y cultural”.

Esa mentalidad está cambiando, dijo Rincón, por cuanto que la región se dio cuenta que se quedó “sin cosas públicas”, más aún cuando “lo público es muy grande en el mundo y acá todo es privado, incluso los medios”. En este contexto los gobiernos, principalmente progresistas, se percataron de que era necesario crear medios públicos que representen otros intereses.

“Se dieron cuenta que es necesario tener un lugar para aquellos contenidos que los medios privados no abordaban, porque no generan rating”.

Desde su punto de vista, existen tres retos para los canales de televisión públicos. “Asumir que deben entretener y emocionar a la gente, contar historias e innovar en formatos populares para que las personas sepan que son sus medios”. En ese sentido recomendó avanzar en la estética en la manera de narrar porque la región es muy diversa.

“América Latina tiene estéticas propias y debe aprovecharse su espontaneidad”, en la seguridad de que si se trabajan comunicacionalmente formatos nuevos, serán exitosos.

Considera igualmente que la gente seguirá prefiriendo lo local, por sobre lo nacional e internacional, porque genera reconocimiento. Lo que la ciudadanía busca, según Rincón, es identificarse culturalmente con lo que ve en los medios.

Sobre la realidad de los medios de comunicación en Colombia, el Observatorio Sociopolítico Latinoamericano www.cronicon.net dialogó en Quito con Omar Rincón.

  • ¿Cómo analiza el proceso comunicacional que se da en Colombia cuando el relato está a cargo de los tres hombres más ricos del país?
  • En América Latina hay casos como el de Colombia o de países que son más de derecha en los que hay una sola voz y ahí es muy problemático sobre todo por el cruce de propiedad de los medios. Es el hecho de que banqueros, constructores, petroleros, son los dueños de los medios como ha sido costumbre en Colombia. En este país la comunicación ha sido más que pública, una comunicación institucionalizada. Sin embargo tengo que resaltar que durante  el gobierno de Álvaro Uribe que es lo más grave que nos ha pasado en Colombia por la alta dosis de autoritarismo los grandes escándalos que se dieron fueron destapados en su gran mayoría por los medios que aun mantienen abiertas las investigaciones. Fueron los medios los que denunciaron, no fue la academia, ni tampoco el movimiento social.  Colombia es un país de derecha en todo, en la academia, en el movimiento social, en toda parte. Los defensores de derechos humanos, los medios ciudadanos, los alternativos  son pocos, entones la pregunta fundamental es por qué tenemos un país como tan de derecha y tan concentrado y que nos parezca normal que esto suceda.
  • Si bien el poder de la derecha es concentrado, el establecimiento y la burguesía están fragmentados, por eso las denuncias que se hicieron en el  gobierno de Uribe…
  • Puede ser lo que sea, pero los medios en Colombia están mal, el periodismo colombiano está muy mal, existe muy poco disenso, aunque el país tiene muy buenos periodistas y hacemos unos esfuerzos grandísimos. Es muy interesante observar que el director de noticias de Univisión, la cadena más grande de Estados Unidos, es colombiano; la presidenta de Telesur es colombiana; el director y directora de noticias de Ecuavisa y de América TV en Perú también los son. Puede que uno no la comparta la visión y lecturas del mundo de esos medios pero los periodistas colombianos funcionan. Lo cierto es que cada país tiene los medios que se merece.
  • Los medios de comunicación históricamente han sido extensiones del poder político y del poder económico. En el caso colombiano no le parece que es honesto, aunque muchos lo critiquemos por sus contenidos, que un canal de claro tinte fascista como NTN24 del grupo Ardila Lülle asuma su condición de ultraderecha sin ambages y conspire contra los gobiernos progresistas en de América Latina?
  • Sería honesto si lo hiciera transparentemente. Solo que Colombia a uno le molesta que RCN, Caracol o NTN24 digan esta es la realidad y esta es la noticia. Tendrían que arrancar diciendo: aquí estamos defendiendo este proyecto, en RCN las noticias son uribistas; en NTN24 estamos para combatir el chavismo; que lo digan, pero tenemos que intuirlo y cuando se les reclama argumentan que la que presentan es la verdad. No, es la mitad de la verdad. Sería buenísimo que dijeran esta es la mitad de la verdad. Eso sería honesto, pero lo que pasa es que nos hacen creer que la suya esa es la verdad.
  • Usted ha sido muy crítico de los procesos de expedición de leyes de comunicación como los que se han dado en Venezuela, Argentina, Ecuador que han posibilitado avances en la democratización y acceso a frecuencias de radio y televisión. ¿Por qué?
  • La ley argentina me parece buenísima, la ley ecuatoriana me parece buena excepto lo de control de contenidos sobre lo cual no estoy de acuerdo. El sistema de pantallas está bien pensado pero a mí lo que no me parece es que haya una sola manera de informar, es como si no hubiera diversidad como hay en Argentina, diversidad de pantallas públicas, diversidad estética.  Yo creo que en el país donde hay mayor libertad de expresión en América Latina es Argentina porque todo el mundo puede decir lo que quiera, incluso se tolera la injuria y la calumnia.  Creo que estos gobiernos están demasiado obsesionados con la comunicación. Yo nunca he dicho que son autoritarios, lo que he dicho es que son mejores comunicando que gobernando. En el caso del gobierno ecuatoriano tengo que decir que es excelente en políticas públicas de salud, educación, vivienda, infraestructura vial, ha hecho una excelente gestión y ha hecho una buena labor en la construcción de la comunicación pública que no existía, aplaudo eso, o sea es totalmente valido, es válido la lucha comunicacional, pero no esa irascibilidad de no permitir absolutamente ningún disenso porque todo es convertido en linchamiento mediático y en control de contenidos, eso es en lo que no estoy de acuerdo.
  • ¿Y cuál es su opinión respecto de repartir las frecuencias en porcentajes de 33%  entre los sectores privados, públicos y comunitarios?
  • Sí, hay que ir a mirar la práctica y el financiamiento de estas leyes.  Cuando se hacía la ley yo preguntaba ¿cómo la van a financiar? Si no hay financiamiento, es grave el problema. Se puede dar el de 33% para medios ciudadanos, ¿y el financiamiento de dónde viene? Si se pone uno a mirar la aplicabilidad de la ley hay que establecer cuánto de ese 33% está lleno y cuánto está asignado.
  • ¿Sería conveniente una ley de comunicaciones  para Colombia?
  • Obvio, necesitamos una ley de comunicaciones integral, pero infortunadamente sacamos una ley de televisión, una de radio, una digital, una de internet. En Brasil, por ejemplo, los medios ciudadanos son una maravilla, pero los medios de internet y los medios masivos son controlados únicamente por O Globo.

Quito, Ecuador.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER