Conecta con nosotros

Internacionales

Encuentro de Izquierda latinoamericana realizado en Quito alerta sobre amenazas contra gobiernos progresistas de la región

Delegados al Encuentro Latinoamericano Progresista (Elap) 2014, realizado entre el 29 y 30 de septiembre en Quito, Ecuador, llamaron a los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe a estar alerta ante las amenazas de la extrema derecha internacional.

Ante invitados latinoamericanos y caribeños y miles de ecuatorianos en la plaza quiteña San Francisco, la secretaria del gubernamental Movimiento Alianza País de Ecuador, Doris Solíz, agradeció a los participantes en el evento organizado por esta agrupación política y el frente “Unidos”, de reciente creación en apoyo

Publicado

en

Delegados al Encuentro Latinoamericano Progresista (Elap) 2014, realizado entre el 29 y 30 de septiembre en Quito, Ecuador, llamaron a los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe a estar alerta ante las amenazas de la extrema derecha internacional.

Ante invitados latinoamericanos y caribeños y miles de ecuatorianos en la plaza quiteña San Francisco, la secretaria del gubernamental Movimiento Alianza País de Ecuador, Doris Solíz, agradeció a los participantes en el evento organizado por esta agrupación política y el frente “Unidos”, de reciente creación en apoyo

a la Revolución Ciudadana liderada por Rafael Correa.

El documento final del ELAP, denominado Declaración Latinoamericana por la segunda emancipación, leído por varios de los participantes, entre ellos el depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya, señala la necesidad de la unidad continental para enfrentar la arremetida de la restauración conservadora y alerta de los peligros que acechan.

Los firmantes argumentan su decisión de apoyar los procesos progresistas continentales al considerar que los gobiernos populares y de izquierda han recuperado la soberanía nacional para sus Estados y a las sociedades de los efectos del neoliberalismo, “fuente de grandes desigualdades, inequidades y privilegios”.

Se señala que esos gobiernos han emprendido una inédita lucha en contra de la pobreza, la extrema pobreza, la desigualdad, la exclusión social, étnica y de género, a favor de la reivindicación y el reconocimiento de sus respectivos pueblos.

El documento expone cómo se ha fortalecido desde esos gobiernos el horizonte político a través de organismos multilaterales como la CELAC, la Unasur, el ALBA y la consolidación del Mercosur, mientras la derecha se empeña en refrescar su imagen con el marketing político para imponerse, buscando confundir al recurrir a la desmemoria y mostrándose supuestamente apolítica.

Los signatarios apoyan la consolidación de las políticas de cambios y abogan por la renovación de las estrategias programáticas, la radicalización de la democracia, la ampliación de los espacios de participación a los jóvenes y las mujeres, como pilares de los movimientos y partidos políticos.

Además, se proponen la articulación continental de las autoridades políticas para la construcción de agendas propositivas y renovadas de izquierda con programas de fortalecimiento de las agrupaciones integracionistas regionales, y consolidar estructuras políticas y participativas.

La Declaración de la ELAP llama a los sectores progresistas de América Latina a alertar sobre el peligro inminente que supone una contraofensiva de derecha o restauración conservadora y a identificar los procesos regionales que amenazan a la integración latinoamericana y la unidad.

Se expresa un rechazo unánime a la injerencia de la derecha internacional y nacional contra la Revolución bolivariana de Venezuela “que pretende poner en riesgo la decisión soberana y democrática de su pueblo” y al bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba por más de medio siglo.

Los participantes en este foro condenaron el acecho de los llamados fondos buitres en Argentina, expresaron su rechazo a las prácticas neocoloniales en la región, en especial el caso de las islas Malvinas y Puerto Rico, saludaron el proceso iniciado en Chile con el retorno de Michelle Bachelet a la presidencia e hicieron votos por el fin del conflicto armado en Colombia.

Las juventudes reunidas en el contexto de la ELAP acordaron realizar un foro similar en el primer semestre de 2015 y se declararon en movilización permanente para garantizar la segunda y definitiva independencia de la región y anunciaron la campaña “Los jóvenes nos organizamos para la integración latinoamericana y caribeña”.

Entre sus propuestas, aprobaron la creación de la formación virtual de cuadros “Jóvenes de la Patria Grande”, y solicitar a las cancillerías de sus respectivos países la creación dentro de Unasur de un órgano aglutinador de las juventudes para que sea aprobado en la cumbre de noviembre próximo, durante la inauguración de la sede en Ecuador de ese organismo regional.

El texto completo de la declaración del Elap 204 en el siguiente archivo en PDF

Quito.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER