Conecta con nosotros

Nacional

Las EPS no disparan, pero matan…

Por Octavio Quintero  

Al cierre del 2014, las EPS tenían cuentas pendientes por pagar a hospitales y clínicas por un valor de 2 billones 650.000 millones de pesos. Ya cerrando el 2015 (el 05 de noviembre), un informe de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, indica que las deudas de las EPS con la red, suman 5 billones, 800.000 millones. Es decir, en menos de un año, la deuda se ha incrementado en más del doble.
 
¿Cómo puede creer alguien con mediano uso de razón que en tal estado de endeudamiento con los hospitales y clínicas, las EPS les puedan garantizar a los colombianos el derecho a la salud?

Publicado

en

Por Octavio Quintero  

Al cierre del 2014, las EPS tenían cuentas pendientes por pagar a hospitales y clínicas por un valor de 2 billones 650.000 millones de pesos. Ya cerrando el 2015 (el 05 de noviembre), un informe de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, indica que las deudas de las EPS con la red, suman 5 billones, 800.000 millones. Es decir, en menos de un año, la deuda se ha incrementado en más del doble.
 
¿Cómo puede creer alguien con mediano uso de razón que en tal estado de endeudamiento con los hospitales y clínicas, las EPS les puedan garantizar a los colombianos el derecho a la salud?

Tras los totazos de Saludcoop y Caprecom, va Coomeva con más de tres millones de afiliados. Es decir, entre esas tres EPS hay cerca de 10 millones de colombianos pasando las verdes y las maduras en materia de salud, aunque el gobierno y sus áulicos digan lo contrario.
 
Si el gobierno de Santos se hubiera dedicado a resolver este problema a los colombianos, con el mismo empeño que ha puesto en el tema de la paz, quizás tuviera más contenta a la población, aunque tal vez no le hubiera alcanzado para la reelección y, menos, para figurar, aunque sea, como candidato firme al Nobel de Paz.
 
Quizás las Farc hubieran provocado algunos otros muertos, de lamentar, por cierto, pero casi seguro que no serían tantos como los muertos que provoca este criminal sistema de salud que el gobierno se empeña en mantener en Colombia.
 
Por ahí se hizo en los últimos días un gran escándalo sobre la muerte de una señora en plena calle de Bogotá a la espera de que su seguro de salud le proporcionara alguna atención… Y se dijo que lo que más le preocupó al alcalde Peñalosa no fue la muerte de la señora sino el trancón que se armó mientras se hicieron las diligencias del levantamiento del cadáver: Lamentable lo de la señora y lamentable lo del alcalde.
 
¿Pero, qué pasó con otra noticia registrada un mes atrás (15 de diciembre), en la que se informaba que la Superintendencia de Salud había multado a la EPS, Capital Salud, luego de estudiar los procesos de remisión hospitalaria de 110 pacientes que murieron entre agosto de 2012 y septiembre de 2013? ¿Este crimen colectivo no merecía un escándalo mayor?
 
¿No habrán muerto más pacientes de Capital Salud por  desatención oportuna a partir de septiembre del 2013? ¿Y será solo a esta EPS que le ocurre tamaña desgracia?
 
En fin, se nubla la razón cuando la rabia asalta el espíritu. No sabe uno cómo más demostrar la ignominia del gobierno en este caso concreto de la salud. Bendita sea la democracia, aunque en su nombre se comentan tantos crímenes…

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER