Conecta con nosotros

Titulares

“Ni Glencore ni CBI sabían de refinerías”: Robledo al anunciar debate sobre escándalo de Reficar

Por Ernesto Taborda Herrera / El Universal  

El debate programado para el 22 de marzo en el que la plenaria del Senado pasará al tablero el escándalo de la Refinería de Cartagena (Reficar), se realizará después de Semana Santa, tal como lo reconocieron varios de los senadores citantes a El Universal.

Como dato curioso, dentro de los promotores del debate confluyen fuerzas políticas opuestas. Uno de los citantes es el senador del Polo Democrático Alternativo, Jorge Enrique Robledo.

Publicado

en

Por Ernesto Taborda Herrera / El Universal  

El debate programado para el 22 de marzo en el que la plenaria del Senado pasará al tablero el escándalo de la Refinería de Cartagena (Reficar), se realizará después de Semana Santa, tal como lo reconocieron varios de los senadores citantes a El Universal.

Como dato curioso, dentro de los promotores del debate confluyen fuerzas políticas opuestas. Uno de los citantes es el senador del Polo Democrático Alternativo, Jorge Enrique Robledo.

Los senadores han dicho que el debate “compromete el presente y futuro de la economía colombiana, en particular el sector petrolero, como consecuencia de la presencia de altos niveles de corrupción”.

Los malos pasos

El senador Robledo sostiene su tesis de que “el primer mal paso en Reficar consistió en que Ecopetrol decidió privatizar su vieja refinería en Cartagena, vendiéndole el 51 por ciento a Glencore International AG, porcentaje calculado para que fuera ella la que controlara y modernizara la empresa nacida de ese negocio, Reficar S.A.”.

“Con apenas el dos por ciento más de las acciones, a la transnacional se le entregó el poder de determinar cómo y con qué otras empresas se invertirían los recursos. Y Glencore, ni corta ni perezosa, contrató con la Chicago Bridge & Iron (CBI) el diseño y dirección de las obras, a pesar de que esta compañía, al igual que Glencore, no tenía ninguna experiencia en construcción de refinerías”, dice Robledo.

El escándalo de Reficar se configura, según el congresista del Polo, porque en el proyecto “las obras, que debían costar cuatro mil millones de dólares, terminaron costando ocho mil millones, es decir 25,6 billones de pesos, lo que cuestan 640 mil viviendas de las de la campaña presidencial de Germán Vargas Lleras”. De acuerdo con Robledo, “la Contraloría calificó lo ocurrido como la feria de las adiciones de los contratos de Reficar, porque de 2.460 contratos, el 18% tuvo incrementos del 100 por ciento; y el 27%, del 500 por ciento. Un contrato de andamios, que se pactó en $23 millones, terminó costando $8.615 millones, 37,5 por ciento más, una marca mundial”. Según el político, la Contraloría calcula en otros mil millones de dólares el costo de los 27 meses de retraso de las obras.

Deuda a Ecopetrol

Según Robledo, “Reficar le generó una deuda a Ecopetrol de 3.071 millones de dólares y sus problemas están siendo aprovechados para avanzar en su privatización y ya pusieron en venta a Propilco”.
 
El Universal, Cartagena.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER