Conecta con nosotros

Internacionales

Tony Blair, el “ideólogo de la “Tercera Vía” que pondera Santos, acusado de conflicto de intereses en Oriente Medio

The Guardian  

Varias voces se unen para exigir la destitución del desprestigiado ex primer ministro británico como enviado del denominado Cuarteto (Estados Unidos, Rusia Unión Europea, Naciones Unidas) dada la evidencia que surge de sus intereses en negocios privados en expansión en la región de Oriente Medio.

Blair, un personaje totalmente desacreditado internacionalmente por ser cómplice con George W. Bush y el ultraconservador expresidente del gobierno español José María Aznar en la invasión a Irak y en la contumaz mentira

Publicado

en

The Guardian  

Varias voces se unen para exigir la destitución del desprestigiado ex primer ministro británico como enviado del denominado Cuarteto (Estados Unidos, Rusia Unión Europea, Naciones Unidas) dada la evidencia que surge de sus intereses en negocios privados en expansión en la región de Oriente Medio.

Blair, un personaje totalmente desacreditado internacionalmente por ser cómplice con George W. Bush y el ultraconservador expresidente del gobierno español José María Aznar en la invasión a Irak y en la contumaz mentira

sobre las armas de destrucción masiva de Sadam Husein, es uno de los invitados especiales del presidente colombiano Juan Manuel Santos a una cumbre en Cartagena de Indias este 1 de julio sobre la denominada “Tercera Vía”, un “invento ideológico” del sociólogo inglés Anthony Giddens para barnizar la derechización de la socialdemocracia europea que terminó defendiendo el criminal modelo neoliberal.

El periódico londinense The Guardian publicó la siguiente reseña respecto del conflicto de intereses y los proyectados negociados de Blair en Medio Oriente aprovechando su condición de mediador del denominado Cuarteto.

La última crisis sangrienta de Irak y sus vínculos con la guerra de 2003 trajo a Tony Blair de nuevo en los titulares de los últimos días, junto con llamados a su renuncia como enviado de paz en Oriente Medio por cuanto que una nueva evidencia ha surgido respecto de sus intereses en negocios privados que se están expandiendo en la siempre volátil región.

Los asesores del ex primer ministro británico confirmaron que está considerando activamente la apertura de una oficina en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, que está a la vanguardia de la lucha contra el Islam político.

Ante estas revelaciones, diplomáticos retirados y políticos ingleses se unieron para exigir que Blair sea despedido como enviado del Cuarteto – la ONU, EE.UU., Rusia y la UE – después de haber logrado poco para promover la paz entre israelíes y palestinos en siete años.

Actividades en Oriente Medio de Blair causan irritación en el Parlamento inglés donde se comenta que el ex primer ministro “se mueve de manera misteriosa”.

“La organización Blair es como una especie de gobierno con diferentes departamentos que hace cosas diferentes”, dijo un diplomático.

Los asesores de Blair explicaron que la oficina de Abu Dhabi sería utilizado para la gestión de proyectos en Kazajstán y Rumania, al tiempo que agregaron que la misma le dará presencia comercial para la inversión de grandes proyectos  en el corazón de una región estratégica.

El ex primer ministro está cerca del príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, un partidario islamista, y ha cabildeado  en forma continua para que el Reino Unido asuma una actitud dura contra la Hermandad Musulmana. Blair ya tiene un contrato para asesorar a Mubadala, uno de los fondos soberanos de Abu Dhabi.

Los rumores que circulan en Londres y El Cairo dan cuenta de los planes de Blair para asesorar al gobierno egipcio del presidente Abdel-Fatah al-Sisi, el ex mariscal de campo, que derrocó al presidente elegido democráticamente, Mohamed Morsi, de la Hermandad Musulmana.

“Blair es un empleado pagado de Abu Dhabi por su contrato de Mubadala,” dijo Christopher Davidson, un experto del Golfo en la Universidad de Durham. “No debería ser considerado como la representación de los intereses nacionales del Reino Unido”, afirmó.

Chris Doyle del Consejo para el Entendimiento árabe-británica, dijo: “Tony Blair tiene que decidir entre su papel como enviado del Cuarteto a uno de los conflictos más peligrosos del planeta, su creciente papel en los medios en el impulso a la intervención en Irak y Siria y su intereses de las empresas de todo el mundo, incluyendo en el Oriente Medio. Estas funciones son incompatibles y crean un enorme conflicto de intereses”.

Los puntos de vista de Blair sobre el Islam político no son un secreto. “Él siempre se toma un punto de vista bastante fuerte al no tolerar el extremismo islámico y se queja de los moderados por no actuar, pero se ha vuelto más de derechas en esto”, dijo el ex diplomático. “El problema en Irak –agregó- es que él combinó el extremismo con Saddam Hussein”.

The Guardian.

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER