Conecta con nosotros

Internacionales

Experta denuncia que medios de comunicación mantienen estereotipo sobre mujer

Agencia EFE  

Los medios de comunicación deben jugar otro papel para concienciar a la sociedad sobre la igualdad entre hombres y mujeres pues, en la actualidad, son una vía para mantener los estereotipos sobre la mujer, consideró la periodista y feminista venezolana María Pessina.

La comunicadora, secretaria general del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal), con sede en Quito, analizó en una entrevista con EFE a propósito del Día Internacional de la Mujer el futuro de la lucha de esta por alcanzar la plena igualdad ante el hombre.

Publicado

en

Agencia EFE  

Los medios de comunicación deben jugar otro papel para concienciar a la sociedad sobre la igualdad entre hombres y mujeres pues, en la actualidad, son una vía para mantener los estereotipos sobre la mujer, consideró la periodista y feminista venezolana María Pessina.

La comunicadora, secretaria general del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal), con sede en Quito, analizó en una entrevista con EFE a propósito del Día Internacional de la Mujer el futuro de la lucha de esta por alcanzar la plena igualdad ante el hombre.

“El 8 de marzo, en los medios, se habla sobre la excepcionalidad de la mujer” y, por ejemplo, se presentan reportajes sobre las mujeres más destacadas en el mundo empresarial, cuando hay “muchas mujeres liderando proyectos científicos”, aseguró la secretaria general de esa organización, creada por la Unesco para tratar sobre temas de comunicación a nivel regional.

La mujer, además, ha sido encasillada como “maternal, delicada, dulce, poco objetiva”, un estereotipo que se ha traducido también en el acceso a la ciencia, agregó Pessina.

“El conocimiento válido está generalmente vinculado al hombre blanco y europeo”, lo que supone un abanico de discriminación, observó la catedrática, para concluir que “hay que cambiar”.

Y ese cambio puede llegar por dos vías. “Por la costumbre y las normativas”, agregó, aunque ella se inclina por la segunda, porque se convertiría en obligación.

Como feminista, Pessina sostiene que en Ecuador deberían aprobarse normativas básicas que reflejan la lucha actual del colectivo.

“La ley de aborto tiene que existir”, para que no sea el Estado el que imponga límites a la mujer, sin que ello sugiera saltar la valla del libertinaje, afirmó.

También sugirió al Estado establecer “políticas sensibles hacia el género”, para alcanzar “una mayor independencia” como mujeres.

Este debate no es lejano a la academia y por ello Pessina considera importante un conversatorio que Ciespal ha organizado para este martes en Quito por el Día Internacional de la Mujer, en el que se tratarán temas como “La mujer y la comunicación”, “Las lideresas indígenas en Ecuador” y “La literatura y la mujer en el escenario social”.

El encuentro, en el que ella participará, busca -dijo- entre otras cosas, “visibilizar los avances de las mujeres en la ciencia” y el aporte de ellas en el conocimiento, así como reflexionar sobre las metáforas sexistas hacia las mujeres.

La histórica discriminación de la mujer ha cambiado, aseguró Pessina, pero remarcó que la sociedad, en general, aún está muy lejos de ser plenamente incluyente y universal.

Los avances se pueden ver en el mejor acceso de las mujeres a la universidad y al empleo, por ejemplo, y en el mundo de las ciencias cada vez es mayor el aporte de investigadoras en las publicaciones del llamado conocimiento válido, señaló Pessina.

Obviamente, remarcó, el sexismo, la intolerancia y el abuso son condimentos que sazonan la exclusión hacia las mujeres y hacia otros sectores minoritarios de la sociedad.

Por ello “sigue habiendo desigualdad”, pese a que en países como Ecuador “ha habido una cierta evolución” que se expresa en el grado de participación de mujeres en espacios de representación del poder como la Asamblea Nacional (Parlamento), apuntó.

Incluso en las universidades ecuatorianas hay, ligeramente, más mujeres que hombres y esa relación se iguala cuando se mira en las instituciones de posgrado, comentó.

La catedrática dijo que sueña con el día en el que la sociedad ya no tenga que discutir estos temas y que, tanto hombre como mujer, sean parte de un ecosistema único, sin diferencias ni exclusiones.

“Me gustaría que el mundo fuera así” y que se abolieran “todas estas oficinas que trabajan por la mujer, abolir el 8 de marzo, porque somos parte de un ecosistema social”.

Sólo así las mujeres “no tendríamos que diferenciarnos ni buscar espacios de visiblización”, como ocurre actualmente, apostilló.

EFE.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER