Conecta con nosotros

Columnistas

Reforma tributaria de fachada, no estructural

Por José Roberto Acosta  

En debate radial de La FM, Ricardo Bonilla, miembro de la Comisión de Expertos Tributarios, manifestó que la evasión fiscal ronda los $40 billones anuales y que el sistema actual es propenso a la elusión y evasión.

De otra parte, hace dos semanas, otro de los Expertos Tributarios y Director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, denunció ante la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, varios ejemplos de cómo las grandes empresas tuercen la compleja ley de impuestos de nuestro país para no cumplir su sagrada obligación de pagar impuestos.

Publicado

en

Por José Roberto Acosta  

En debate radial de La FM, Ricardo Bonilla, miembro de la Comisión de Expertos Tributarios, manifestó que la evasión fiscal ronda los $40 billones anuales y que el sistema actual es propenso a la elusión y evasión.

De otra parte, hace dos semanas, otro de los Expertos Tributarios y Director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, denunció ante la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, varios ejemplos de cómo las grandes empresas tuercen la compleja ley de impuestos de nuestro país para no cumplir su sagrada obligación de pagar impuestos.

Sin embargo, a pesar del reconocimiento de que el problema del sistema tributario es estructural, la propuesta de los mismos expertos terminará reducida al aumento de la tarifa del IVA del 16% al 19% y a su ampliación a los alimentos de alto contenido de proteína de la canasta familiar básica de los colombianos, a sabiendas de que dicha estrategia solo generaría $5 billones adicionales en recaudo anual, a todas luces insuficiente para tapar el hueco de $30 billones en el saldo fiscal del Estado.

Paradójicamente, mientras el Primer Ministro Japonés propone aplazar el aumento del IVA hasta el año 2019, para no afectar negativamente la débil demanda de esa rica y desarrollada economía, en Colombia los “expertos” proponen aumentar el IVA de inmediato, sin considerar en absoluto el grave debilitamiento del crecimiento económico, una demanda cada vez más mermada por la desbordada inflación y fuerte devaluación del peso, y un insostenible nivel de endeudamiento de los hogares y empresas que, con la fuerte subida de las tasas de interés del Banco de la República, ya están viendo reducido su ingreso disponible y precipitando un escenario depresivo en el mediano plazo.

Teniendo un nivel de evasión tan inmoral, no es aceptable una reforma tributaria con fachada de estructural, pero que solo busca clavar más IVA. Ya mismo, y por decreto, se podría fortalecer a la DIAN, que actualmente solo tiene un funcionario de seguimiento fiscal por cada 9.000 contribuyentes, mientras en Europa la relación es de un funcionario por cada 1.500 contribuyentes. Debe perseguirse a los evasores de siempre, que la DIAN ya conoce y que cínicamente lloran desde sus oscuras sociedades en Panamá por una reforma dizque estructural, pero solo de fachada.

El Espectador, Bogotá.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER