Conecta con nosotros

Columnistas

SANTOS, LOS PENSIONADOS DECIDEN

Por Hugo Castillo Mesino

ÁGORA  RAZÓN 

La definición sobre el pensionado es despectiva, parece que su condición estuviese al acecho y que ésta se configurara al recibir una asignación económica por viudez, vejez, invalidez o muerte, mas no por haber contribuido al desarrollo del país; por su abnegación al orientar en la formación de personalidades públicas; por defender el patrimonio nacional; por ser la reserva moral e histórica llena de conocimiento y experiencia. No obstante, la clase gobernante en sus acepciones expresan conceptos que suelen estar precedidos de calificativos degradantes, denigrantes y llenos de ingratitud; correspondiendo con la imagen que describe el Nobel García Márquez en su obra “El coronel no tiene quien le escriba”, ese viejo coronel a quien se le fue la vida esperando que la próxima lancha le trajera la carta en la que el gobierno reconocía su pensión de veterano, mientras tanto, él y su mujer le echaban piedras a la olla del almuerzo para hacerles creer a los vecinos que estaban cocinando.

Publicado

en

Por Hugo Castillo Mesino

ÁGORA  RAZÓN 

La definición sobre el pensionado es despectiva, parece que su condición estuviese al acecho y que ésta se configurara al recibir una asignación económica por viudez, vejez, invalidez o muerte, mas no por haber contribuido al desarrollo del país; por su abnegación al orientar en la formación de personalidades públicas; por defender el patrimonio nacional; por ser la reserva moral e histórica llena de conocimiento y experiencia. No obstante, la clase gobernante en sus acepciones expresan conceptos que suelen estar precedidos de calificativos degradantes, denigrantes y llenos de ingratitud; correspondiendo con la imagen que describe el Nobel García Márquez en su obra “El coronel no tiene quien le escriba”, ese viejo coronel a quien se le fue la vida esperando que la próxima lancha le trajera la carta en la que el gobierno reconocía su pensión de veterano, mientras tanto, él y su mujer le echaban piedras a la olla del almuerzo para hacerles creer a los vecinos que estaban cocinando.

Ahora el libreto ha cambiado, son pocos los trabajadores y funcionarios que adquieren la condición de pensionados; mientras que quienes la obtienen viven su penuria económica y social al observar cómo se reducen sus ingresos mensuales en un 25%, más la depreciación que afecta su mesada y primas al decretar el gobierno anualmente un aumento pírrico con base al IPC y no sobre el referente aumento descarado y pertrecho que se le  hace al salario mínimo, trayendo como consecuencia la pérdida del valor adquisitivo y la disminución ostensible y gradual de la pensión que inicialmente fue del 75% sobre la base de su sueldo; quedando disminuida a través del tiempo en un 50%. El presidente Juan Manuel Santos se autodecretó Alzheimer político al olvidarse que el 1 de junio de 2014 le prometió a los pensionados que votaran por él que les reduciría el aporte que pagan por salud del 12% al 4% conjuntamente con su fórmula vicepresidencial Vargas Lleras, que también sufre del mismo mal o será por andar en los menesteres de cómo abstraerse de los enredos de sus apoyos regionales implicados en las toldas de la corrupción, no le ha quedado tiempo para desdibujar su nariz de Pinocho al igual que la del primer mandatario.

Ahora bien, la reducción de estos aportes en salud que se aprobó en la plenaria del Senado de la Republica por mayoría en su último debate podría verse empañada por cuenta de las objeciones que hará el Gobierno al proyecto de ley 170 de 2017.  El senador Alexander López, impulsor de la iniciativa le pidió al Gobierno cumplir con su palabra y recordar las promesas de campaña. Además, el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, hizo la misma promesa cuando se iba a votar la Reforma Tributaria; así que “es absurdo que ellos les sigan mintiendo al país y se vayan a echar para atrás”, dijo el legislador del Polo Democrático Alternativo.

Señor Presidente, qué pasa con los roedores de cuello blanco que se roban los presupuestos del país y le entregan en bandeja de plata nuestros recursos y el patrimonio a las Empresas Transnacionales haciéndoles responsables de los males endémicos de la sociedad, mientras usted aduce con su fórmula económica, el ministro de Hacienda, que aprobar la reducción de los aportes de salud que hacen los pensionados es de inconveniencia económica, olvidando que el Estado tiene ingresos adicionales como la explotación de hidrocarburos, el aumento de las exportaciones, el incremento del PIB y otras fuentes económicas producto de la dinámica política. No obstante, con nuestros recursos y su estrategia de buen jugador de póker político le hace un aumento a los parlamentarios de dos millones de pesos con retroactividad. Más bien, Presidente, ayúdenos ante su nefasto despropósito, a buscar qué otro nombre le podemos dar a sus descaros.

Señor Presidente, le cobraremos su perversidad y sofisma en esta coyuntura electoral con su eslogan de paz amañada y condicionada a favorecer a sus aliados enmermelados; de lo que estamos seguros en que en las próximas elecciones los pensionados con la solidaridad de los colombianos le negarán cualquier opción a sus candidatos a través del voto como instrumento y multiplicarán en denuncias su actitud, su antifaz y la de sus acólitos. Señor Juan Manuel Santos, Presidente, para usted no es suficiente el padecimiento social de miles de pensionados que no cuentan con la atención eficiente en materia de salud, atraso en el pago de su mesada y para colmo con una alta inflación producida por usted y sus antecesores; lo que no deja respirar, gozar una dosis de felicidad como sinónimo de lo que deben significar los pensionados.

La Confederación General de Pensionados invita a afiliarse en las Asociaciones de Pensionados para fortalecer la Unidad, son más de tres millones de pensionados que confrontarán los atropellos de su gestión y la de los gobiernos de turno. Únete, firma en change.org para que @JuanManSantos apruebe la ley que reduce del 12% al 4% el aporte a salud de los pensionados. 

 

Suscríbete a mi página www. agorarazon.com

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER