Conecta con nosotros

Columnistas

Clara postula política social de cuarta generación para Bogotá

Por Horacio Duque  

El debate electoral para la elección de Alcalde de Bogotá el 25 de octubre cobra auge y los planteamientos formulados corresponden a las percepciones de los candidatos conocidos sobre los problemas más agudos de la mayoría de la población capitalina.

La candidata del Polo Democrático, Clara López, ha perfilado los ejes centrales de su Programa de Gobierno planteando como prioridad avanzar desde su administración en una Cuarta Generación de reformas sociales que consoliden lo avanzado pero que profundicen el reconocimiento de los derechos fundamentales de los grupos populares mayoritarios.

Publicado

en

Por Horacio Duque  

El debate electoral para la elección de Alcalde de Bogotá el 25 de octubre cobra auge y los planteamientos formulados corresponden a las percepciones de los candidatos conocidos sobre los problemas más agudos de la mayoría de la población capitalina.

La candidata del Polo Democrático, Clara López, ha perfilado los ejes centrales de su Programa de Gobierno planteando como prioridad avanzar desde su administración en una Cuarta Generación de reformas sociales que consoliden lo avanzado pero que profundicen el reconocimiento de los derechos fundamentales de los grupos populares mayoritarios.

12 años de gestión de la izquierda en Bogotá se han traducido en gratuidad de la educación desde el preescolar hasta la secundaria, acompañada de la entrega de la correspondiente cuota alimentaria para un millón de jóvenes que acceden a los colegios distritales, sin la aberrante mediación clientelar de los caciques de las maquinarias electorales del bipartidismo oficialista. En materia de salud, su reconocimiento y acceso trasciende el marco neoliberal de la Ley 100. Las estrategias ambientales han redundado en un vigoroso florecimiento público de los movimientos ambientalistas, colocados como los principales defensores de los ecosistemas estratégicos más allá del ámbito territorial bogotano. El mínimo vital del agua. La defensa de lo público bloqueando la privatización de la Empresa de Teléfonos de Bogotá. La tarifa diferencial para la población en situación de discapacidad. Y las medidas contra la discriminación social.

La candidata de la izquierda democrática y social esboza su iniciativa política para estimular una Cuarta ola de reformas sociales en los siguientes términos.

Primero. El trabajo será la prioridad de los próximos meses. Lanzar un plan de empleo inmediato que ocupe de manera estable y digna 350 mil jóvenes bogotanos que ni estudian ni trabajan.

Segundo. Resolver los problemas de la movilidad construyendo el Metro sin más dilaciones ni estudios. Bogotá y la Nación tienen los recursos para financiar esta obra prioritaria. Solo con las utilidades de lo que le corresponde al Distrito en la Empresa de Energía de Bogotá, que alcanzan el billón de pesos anuales, se da soporte a los desembolsos anuales equivalentes a los 280 mil millones de pesos por dos décadas que debe hacer el gobierno bogotano.

Adicionalmente, el derecho a la movilidad de millones de bogotanos requiere de acciones inmediatas en materia de reconstrucción de Transmilenio, afectado por los daños estructurales heredados por Peñalosa, y una semaforización inteligente. Tapar los huecos de las vías debe ser una obra que se adelante conjuntamente con las juntas de acción comunal de cada barrio con la veeduría comunitaria y la interventoría técnica necesaria que cuente con la mano de obra de los barrios y los ingenieros y técnicos ligados al trabajo comunitario.

Tercero. Restablecer los comedores comunitarios para atender a la población en condiciones de miseria y extrema pobreza. Suspenderlos fue un gravísimo error que debe corregirse prontamente.

Cuarto. Adelantar una estrategia de seguridad que ataque el corazón de las poderosas mafias que controlan el microtráfico, la microextorsión y el robo de celulares. En la ciudad están posicionadas redes muy potentes, con complicidades en altas esferas sociales, que tienen el monopolio de estas actividades criminales con gran impacto en la seguridad de la gente.

Quinto. Abrir la sede de la Universidad Distrital en la populosa localidad de Suba. Ya Clara López, como alcaldesa, apropio los presupuestos necesarios para la construcción de la sede de Bosa, que hoy es prácticamente una realidad.

Sexto. Dar apertura a la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad Distrital, la cual debe ser gratuita para todos los estudiantes egresados de los colegios bogotanos.

Séptimo. En el marco de la actual revolución urbana hacer de Bogota una ciudad del conocimiento en la que la ciencia, la tecnología y la innovación sean un elemento central de la reorganización de la vida urbana.

Octavo.  Hacer del Buen vivir con la naturaleza y sus recursos; con la paz, la convivencia y la solidaridad social, un principio central del progreso y el desarrollo de sus habitantes.

Noveno. Consolidar a Bogotá como un territorio libre y de libertades mediante la promoción de acciones afirmativas para los grupos sociales más débiles.

Decimo. Profundizar la gobernanza democrática apalancada en la participación incidente de los ciudadanos.

Esta plataforma debe reafirmar las conquistas sociales de los bogotanos, para impedir que los candidatos del neoliberalismo regresen con el dominio de las elites oligárquicas que por más de 200 años hicieron de la Capital un espacio feudal y excluyente.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER