Conecta con nosotros

Columnistas

La víspera de la paz

Por Horacio Duque  
 
Los recientes acuerdos sobre el funcionamiento de la Mesa de conversaciones para agilizar el trabajo de la misma y desescalar el conflicto bélico están dando sus resultados.
 
Ha cerrado la ronda 40 y las noticias son bastante prometedoras. El trabajo de las subcomisiones creadas para adelantar una actividad simultánea, definen aspectos centrales para la terminación del conflicto social y armado. Estamos muy cerca de un acuerdo final que inicie la implementación de los consensos alcanzados.

Publicado

en

Por Horacio Duque  
 
Los recientes acuerdos sobre el funcionamiento de la Mesa de conversaciones para agilizar el trabajo de la misma y desescalar el conflicto bélico están dando sus resultados.
 
Ha cerrado la ronda 40 y las noticias son bastante prometedoras. El trabajo de las subcomisiones creadas para adelantar una actividad simultánea, definen aspectos centrales para la terminación del conflicto social y armado. Estamos muy cerca de un acuerdo final que inicie la implementación de los consensos alcanzados.

Un grupo de reputados juristas diseña el sistema integral de verdad, justicia y reparación para que las víctimas de la violencia sean resarcidas completamente. Otro hace progresos en el cese bilateral del fuego y las hostilidades al igual que en el campo de la dejación de las armas; un punto neurálgico de este ámbito hace relación con el desminado y el plan piloto correspondiente en El Orejón, que fue interferido recientemente por la presión de los grupos paramilitares en la zona. La erradicación del paramilitarismo y la seguridad de los combatientes en su acción política democrática futura, es una problemática que tiene un trato especial de expertos en el asunto. Hay que resaltar los avances de la subcomisión de género que está rodando desde hace algunas semanas.
 
El desescalamiento del conflicto y la tregua, vigentes desde el 20 de julio, han creado condiciones de verdadera paz en todo el territorio nacional. Desde 1974, Colombia no había registrado un periodo de tranquilidad como el que se ha dado en los pasados treinta días, según lo han certificado organismos e instituciones que le hacen el seguimiento, día a día, a la guerra civil interna. Están dadas las condiciones para dar el salto al cese bilateral del fuego y las hostilidades.
 
Se quedaron sin material los incendiarios y los promotores de la guerra. Su vigencia depende de los hechos de sangre. De la muerte. De la violencia. El caballista del Ubérrimo no encuentra la manera de seguir en su sabotaje a la paz. Se quedara solo en ese triste papel.
 
Con los hechos de paz gana, obviamente, la democracia ampliada. El proceso electoral en curso y las votaciones del 25 de octubre de alcaldes y gobernadores, transcurrirán en un ambiente de mucha tranquilidad. No es difícil pronosticar que los defensores de la paz alcanzaran triunfos resonantes por el bien de las comunidades locales y regionales. Que así sea. Basta ya de violencia, de muerte, de desplazamientos y  sufrimientos de los más humildes. Basta ya de fanáticos pirómanos.
 
Bienvenida la paz. Estamos en la víspera.
 
Nota. Tenaz Clara López. No se arredra. Incansable. Recorre la ciudad por todos sus rincones. Dialoga con todos y escucha a cada uno de sus interlocutores con mucha seriedad. Agita sus ideas y expone con pasión su programa de candidata a la Alcaldía Mayor de la ciudad. Creyeron que la tenían fácil, que al menor chaparrón se doblegaría. Se equivocaron. Sigue enhiesta como un roble. Vencerá.

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER