Conecta con nosotros

Columnistas

¡LAS IMPAGABLES!

Por: José Rafael Espinel Páez*

Cúcuta, portón de la frontera, donde nuestros antepasados nos dejaron como herencia ser amables, pero francos y trabajar honradamente para ganarnos nuestro sustento; nuestra ciudad estuvo entre las primeras que instalaron fábricas en Colombia y desarrolló un pujante comercio, en junio de 1896 fundó la “Compañía de Alumbrado Eléctrico de Cúcuta”, una de las primeras empresas de energía eléctrica del país.

Publicado

en

Por: José Rafael Espinel Páez*

Cúcuta, portón de la frontera, donde nuestros antepasados nos dejaron como herencia ser amables, pero francos y trabajar honradamente para ganarnos nuestro sustento; nuestra ciudad estuvo entre las primeras que instalaron fábricas en Colombia y desarrolló un pujante comercio, en junio de 1896 fundó la “Compañía de Alumbrado Eléctrico de Cúcuta”, una de las primeras empresas de energía eléctrica del país.

Ahora vemos una ciudad, sin el “doblemente glorioso Cúcuta Deportivo”, además postrada y angustiada, por las actuaciones de algunos personajes que han cambiado el noble ejercicio de la política por la politiquería. Entendida la primera como el ejercicio del poder al servicio del bienestar de la población y la segunda como la actividad de poner todas las instituciones para usufructo personal y la de sus amigotes. Esta desfiguración de la política tiene como consecuencia el atraso económico y el deterioro de la región y el país.

Con el visto bueno del gobierno nacional, “el 23 de julio de 2009, Empresas Públicas de Medellín ESP como accionista de EPM Inversiones, adquirió el 12,54% de las acciones de propiedad del Comité Departamental de Cafeteros, transacción con la cual el Grupo EPM pasó a ser el mayor accionista con una participación del 91,52%, convirtiendo a CENS (Centrales Eléctricas del Norte de Santander) en una filial del Grupo Empresarial”, EPM (Ver más en): http://bit.ly/2tKPSy8)

Dicho negocio implicó, entre otras cosas, que el municipio de Cúcuta dejara de recibir los recursos producidos por la CENS, necesarios para apalancar los proyectos que requiere el plan de desarrollo de nuestro municipio. Hoy día nuestra ciudad ya no recibe esos dineros; la nueva empresa obligada por la CREG a cobrar como empresa privada, destina sus ganancias a su región de origen. De lo anterior, se concluye que la venta de la CENS, como también TERMOTASAJERO, fue un error que debe castigarse políticamente en las próximas elecciones, no votando por “los mismos con las mismas” pues son unos politiqueros que pelechan de la corrupción y la inequidad. 

En tal sentido, debemos exigir al gobierno nacional, que autorice a la Comisión de Regulación de Energía y GAS –CREG-, y a la CENS una rebaja sustancial de las tarifas, y que no cobren la máxima tarifa autorizada. Los nortesantandereanos y en concreto los cucuteños no aguantamos más, la crítica situación económica de nuestra ciudad fronteriza, reclama acciones inmediatas del gobierno nacional, que eviten la profundización de esta amarga situación.

Para lograr este objetivo vemos con buenos ojos la creación del comité “CÚCUTA Y N DE S. DESPIERTA” que “Buscará la protección de los usuarios de servicios públicos y demás intereses personales y colectivos de la comunidad.”  Ésta asociación ya hizo una protesta pacífica el 25 de junio en el parque Santander de Cúcuta, contra las altas tarifas de la energía eléctrica, y se ha propuesto varias tareas de educación, organización y movilización de la población para unirla en torno a la exigencia de que la CENS cobre tarifas razonables de acuerdo a la situación económica de la región.

Como siguiente paso se ha propuesto la realización de un cabildo abierto, con el fin que autoridades y comunidad, discutamos la problemática que hoy nos aqueja, y encontremos alternativas que atiendan el legítimo y sentido reclamo de los usuarios.

*Administrador de empresa UFPS

 

Continúe leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

⚠️LO MÁS RECIENTE ⚠️️

NUESTRO TWITTER